Arcángel y las Voces Búlgaras. Teatro la Latina

Arcángel es fan de Dionisos, de Antígona… y de Morente

Por Pablo San Nicasio @pablosannicasio

Fotografías: Silvia Sánchez


La primera impresión de la puesta en escena podía llevar a equívoco, a malas vibraciones. Contemplar a un coro de angelicales voces búlgaras junto a un grupo flamenco puede desembocar en lo que mi buen amigo Humberto Wilkes dice que es “sangría”: el resultado de la mezcla entre el vino, la gaseosa, el limón y lo que uno quiera echarle. De todo menos flamenco. El Payo Humberto dice que la mayoría de lo que se hace hoy es eso. No va mal encaminado.

Read More

Rocío Márquez, “La Tremendita” y María Terremoto. ConcertMusicFestival (galería)

El verano flamenco finalizó en Sancti Petri con un macro concierto dentro del Concert Music Festival protagonizado por tres de nuestras estrellas rutilantes del cante, cada una con su estilo a cuestas. Rocío Márquez, Rosario “La Tremendita” y María Terremoto pusieron en pie a un auditorio en el que se encontraba la mejor fotógrafa del flamenco, María Aragón “La Gafa”, que además jugaba en casa. Os dejamos su galería fotográfica.

Read More

“Tomatito Hijo” en el Teatro Real, por Germán San Nicasio

José del Tomate: guitarrista

 

La otra semana estuve en el concierto de José del Tomate en el Teatro Real de Madrid. Me gustó mucho. José del Tomate es José Israel Fernández Torres (@jose_fernandez_torres en Instagram) y ustedes ya saben de quién es hijo, sobrino y bisnieto. A sus 20 añitos acaba de sacar su primer disco:

Read More

“Farruquito” en los jardines del Botánico. Por Germán San Nicasio

El síndrome de Paco de Lucía

no tiene cura

Fotografías: María Aragón “La Gafa”

El síndrome de Paco de Lucía es esta especie de toque de queda mental que tiene al mundillo del flamenco cogido por los huevos. Es una verdad que hemos oído ya un millón de veces, pero oigámosla una vez más: Paco de Lucía es la figura más grandiosa que ha dado el flamenco en toda su Historia, y el día que el genio de Algeciras se nos murió

Read More

Fin de temporada en la Casa de Granada

Los tributos de la Casa de Granada

Fotografía: Julián Redondo

Texto: Pablo San Nicasio @pablosannicasio

 

La Casa de Granada, ese sitio en pleno Tirso de Molina más conocida por su cafetería de la última planta que por su inmediatamente inferior auditorio, celebró el pasado día 13 su fin de temporada flamenca.


A lo largo de los últimos diez meses fueron hasta seis los homenajes a diferentes leyendas del flamenco los que se sucedieron en su escenario. Para terminar, un recordatorio a Melchor de Marchena y Enrique de Melchor.

Dos capos de la sonanta que, además, fueron excelsos acompañantes. Todo encajaba para unir buen cante y guitarra y cogernos, además, unas más que merecidas vacaciones.

La velada giró en torno a los maestros sevillanos, lo que en otros géneros se conoce como “tributo”. Por un lado, las opiniones de Mariano Conde, padre e hijo, sobre las características de sus guitarras y el fuerte vínculo de los “melchores” con esta casa guitarrera. Por el otro, el cante de Rocío Díaz, intérprete de exquisitas formas que navegó por los estilos de cuatro puntales del cante muy del gusto de los tocaores: Mairena, Pastora, Caracol y Menese.

Y para remate, el toque de Antonio Reyes, discípulo y a la postre legatario de buena parte de la guitarra de Enrique de Melchor.

En cuanto al cante de Rocío Díaz hay que señalar su exquisita versatilidad para adecuarse a cada uno de los muy complejos soniquetes que escogió recrear. Primer punto, hay que saber mucho y tener mucha afición para, sin micrófonos ni excusas, ponerse a sostener cuatro metales tan soberanos y diferentes como los de Mairena, Pastora Pavón, Caracol y Menese. Precisa en todos los estilos, la petenera de Menese con la que terminó dejó el sabor de boca de una cantaora amplia y extremadamente conocedora de lo que se trae entre manos. Poderosa y mimética con los cantaores aludidos. Habrá que seguirla.

Sobre la guitarra de Antonio Reyes mucho y bueno que decir. Ágil, de importante solvencia acompañante. Junto con la de Pepe Núñez es hoy día sonanta referencia de cantaores en Madrid. Y como solista, estupenda en técnica y flamencura para acordarse, ya con su grupo al completo, de alguna de las más celebradas piezas de su mentor Enrique de Melchor.

Dos horas largas de recital donde de nuevo salimos con la idea de valorar el esfuerzo de una entidad sin ánimo de lucro pero sí con las ideas muy claras: recitales íntimos, sin microfonía y con la mayor de las dignidades. Lean muy atentamente esto: ahora, muchos de los cantaores que se amarran a sus cachés y no van a taquilla rehúyen espacios como este porque aquí dependen de su verdadero tirón y no hay decibelios para aumentar los quejíos. Con los años, es más que posible que veamos a estas iniciativas como las únicas apetecibles para comprobar quién es quién en esto del cante y el toque.

 

@chalauracom

Niña Pastori, Teatro Real. Por Germán San Nicasio

 

La Niña Pastori tiene un montón

de amigos y también tiene a Rosalía

 

Vosotros si tuvierais que quedaros sólo con una, con quién os quedaríais: ¿con la Niña Pastori o con la Rosalía? Y no vale decir ahora que con ninguna de las dos, que ya sabemos todos el cachondeo que nos traemos cuando nos ponemos cabales. El gitaneo de la Niña Pastori no es flamenco y el flamenco de Rosalía no es gitano y las hamburguesas del McDonald’s no son MasterChef. Sin embargo, la Niña Pastori sigue siendo a día de hoy la reina del flamenquito de digestión rápida y Rosalía, faraonita de la modernez, viene dispuesta a dinamitarnos la cadena alimentaria entera. Pues vamos ya con el parte de guerra:

Read More
1 2 3 33