«Se está utilizando el flamenco de una manera indecente»

A veces la prensa flamenca no se entera de nada. No ponemos el foco en quien debemos. Mucha investigación, mucha reseña y mucho adular a este o al otro. Pero la mayoría de profesionales sin meter el dedito en la llaga de lo que pasa. Y si lo hace, no lo cuenta. Más delito.

Teníamos que quedar con José Luis Ortiz Nuevo (Archidona, Málaga. 1948) No sólo para completar unos apuntes de un futuro libro, sino también para indagar en asuntos de interés general flamenco.

Venía un día a Madrid para hacer sus “1001 Historias de Pericón de Cádiz” y sabíamos que tendríamos un rato con él. Impagable lo que cuenta. Pongan mucha atención a la siguiente entrevista. Y que más de uno vaya tomando nota…

Por Pablo San Nicasio Ramos @pablosannicasio

Vuelves a Madrid….te traerá buenos recuerdos esta ciudad a la que cada vez vienes menos

“Yo me hice flamenco en Madrid. Desde la Peña “Charlot” nos íbamos a la casa de Córdoba… años en los que me hice verdaderamente flamenco. Aquellos años ya no vuelven”.

No tenemos mucho tiempo. No obstante me gustaría abordar dos temas importantes de tu legado: el primero es la Bienal. ¿Con quién la fundaste?

“Con amigos. Yo llego a Sevilla en octubre del 76 y hasta el año 1980 en que se crea la Bienal conozco a gente de la cultura y del flamenco. Gente con una visión amplia. Se constituye un patronato, allí estaba la directora del Museo de Bellas Artes…”

Es decir, había gente ya asentada en el poder

“Y yo era teniente de alcalde en Sevilla. Así que por supuesto que había gente asentada en el poder. Un año antes de la Bienal se prepara en Sevilla un congreso de flamenco, al estilo de lo que se hacía antes. Y su comisión organizadora eran Paco Cabrera, Manolo Herrera, Paco Asensio, esta mujer de la que te hablaba, Pepe Limón, Pepe Triguero… muchos y buenos aficionados al flamenco y al arte. El mismo Antonio Mairena está en la idea inicial de la Bienal.

De hecho Antonio colaboró desiteresadamente cuando tras la primera se demostró que había sido deficitaria y cantó gratis en unos actos posteriores”.

«La Bienal es un semillero de fracasos»

jose-luis-ortiz-nuevo-entrevista-chalaura-02La gente estaba a favor de obra

“Sí, por supuesto. Pero hubo quien dijo que Sevilla tenía que tener un concurso “que le echara la pata a Córdoba”. Y yo no veía la opción del concurso. Había fuerzas a favor y otras en contra. En general la Bienal tuvo resistencia por parte de los sevillanos. Cosas tan nimias como que en la segunda Bienal no hubo presentadores, hacía que diez o doce personas no trabajasen. Lo que hacía que se avivasen heridas y susceptibilidades. Pero sigue pasando hoy en el Festival de Jerez y otros eventos. Al final quien mantiene esto es el público que paga, y suelen ser extranjeros. Es así. Los mal llamados guiris son los que hacen que esto sea una criatura como es. Si no hay público el arte se muere. No hay un estudio de esto, pero fíjate, Pablo, se podrá documentar que la expansión del flamenco tiene mucho que ver con el desarrollo del ferrocarril. Tanto para el desplazamiento de los artistas como el del público.

Al sur de España sólo iban los románticos tiesos o los señoritos extranjeros ricos. Y con los años ha pasado lo mismo con el AVE, que ha vertebrado el flamenco de otra manera”.

¿Ha cambiado mucho la Bienal?

“No, y sería bueno que lo hiciera”.

¿En qué sentido?

“En dos. Pero bueno, la política en este país es un desastre. Sin debate, ni autocrítica, sólo con órdenes… y las órdenes son que se mueva lo menos posible. Que todo sea rentable. Así que los programas pierden singularidad.

Luego la Bienal es un semillero de fracasos. Y en eso yo también soy responsable. Cada Bienal es un cúmulo de estrenos. Unos treinta a veces. Y veintiocho de ellos son debut y despedida. Y eso es desperdiciar dinero, ilusiones, tiempo… los flamencos seguimos trabajando la cuestión escénica de manera preindustrial. En el teatro o la música sinfónica se estrenan las cosas super ensayadas. Y en el flamenco si se tiene que hacer en quince días o con la mitad de presupuesto, se hace. Y no se valora al director escénico, al iluminador, sonidista…  para eso mejor hacer un concierto y punto. Porque lo que se ha creado no tiene recorrido.

Y ojo, sí hay teatros para rodarlo. En Andalucía hay unos teatros muy buenos en las ciudades de más de cincuenta mil habitantes”.

En muchos casos grandes teatros

“Y en sitios como Guadix, Montilla, la Palma del Condado… he ido con compañías de grandes artistas y había catorce personas, doce personas… como no iba la gente no se programa flamenco. O se cierran directamente. Sólo sirven para actos públicos, mítines, carnaval… en los municipios no hay animadores culturales que digan que va a ir una compañía con un premio nacional de danza, por ejemplo.

Lo triste es que esto sólo lo hicieron los fascistas del GIL en Marbella, que llenaron el teatro. Fueron cuatro o cinco concejales. Que en otros pueblos no iban ni la concejala de cultura. La gente no va al teatro en su pueblo. Porque se piensa que allí va lo peor. Así que no va nadie. Desde las instancias oficiales no se informa, ni se va a los colegios… es un cúmulo de despropósitos. La Junta va a los actos pero realmente se desentiende. Porque luego encima está la historia chunga que hay entre Málaga y Sevilla. Y como la Bienal está en Sevilla… esa rivalidad es vergonzosa. Estúpida, mucho más que en tiempos de la dictadura.

Un editor me llegó a decir cuando iba a sacar mi libro “Pepe de la Matrona, un cantaor sevillano” que debía quitar lo de Sevilla porque si no no vendería libros en Málaga. Estamos completamente locos. Ya lo decía Morente… vivimos de milagro. Con un arte tan hermoso que tenemos, todo está podrido”.

“El PSOE está haciendo con el flamenco lo mismo que se hacía en la Dictadura. ¿Qué cambios de actitud ha habido en Córdoba? ¿Qué Transición ha habido? Me lo expliquen…»

jose-luis-ortiz-nuevo-entrevista-chalaura-03

Tu libro “¿Se sabe algo?” era sobre los orígenes de esta música. Ahora quizá se debería referir a si se entiende de qué va esto

“No se entiende de nada. Y ahora mismo se está utilizando el flamenco de una manera indecente. Ahora, una de las cosas que últimamente he leído, es la creación de una comunidad de municipios, Utrera, Jerez, Lebrija y Mairena, como sedes de “Casas Cantaoras”. Y uno de los presentadores pronuncia esa frase que me pone enfermo: poner en valor y apostar por. Como si fueran Churchill.

Lo que se quiere hacer es vender la moto de que el flamenco se creó en la casa y que lo que hicieron los gachós, Silverio Franconetti, los turistas y los otros… todos esos destrozaron el flamenco. Y el poder mercantiliza esa frase que ya era la de Antonio Mairena. Para ellos apostar el flamenco es eso. En el flamenco hay que invertir, y punto.

Hace unos años me puse a investigar y di unas cuantas conferencias sobre los flamencos en la Guerra Civil, y llegué a unas conclusiones desalentadoras. Daba igual que los flamencos estuvieran en un bando o en otro. Que el 18 de julio les hubiera pillado en un lado o en otro: los rojos o los fascistas se comportaban igual con ellos. Al teatro a cantar para los soldados o la gente. El comportamiento del poder de unos y otros. Queipo de Llano invitando a los señoritos y los rojos a los otros. Pero los flamencos eran tratados de la misma manera”.

¿Y por qué no escribes de esto?

“El PSOE está haciendo con el flamenco lo mismo que se hacía en la Dictadura. ¿Qué cambios de actitud ha habido en Córdoba? ¿Qué Transición ha habido? Me lo expliquen…”

También fuiste redactor de la Memoria para que el flamenco fuera Patrimonio de la Humanidad

“No me arrepiento de aquello. Hice un trabajo a sabiendas de que no iba a salir. Pero tenía una deuda con la hacienda pública y la seguridad social que se llevaron los cinco millones de pesetas que gané con aquello. Así que por lo menos…

Pero las claves eran las siguientes: el quinto punto de las claúsulas decía que para que algo fuera declarado patrimonio de la Humanidad debía estar en peligro de extinción. Cosa que no sucedía. Imagínate. Yo llamé al viceconsejero y le dije que en aquellos años no podíamos  falsear que el flamenco iba a morir. Pero me dijo que no pasaba nada, que yo redactara y que ya ellos se ocuparían de eso. Así que un equipo de gente nos pusimos a la tarea: Pedro G. Romero, Faustino, Gamboa… y entonces sucede una cosa muy curiosa. Cuando ya casi está terminada la memoria el PSOE gana las elecciones generales inesperadamente tras los atentados del 11-M. Entonces el expediente que hacíamos nosotros lo hacía la persona que es inmediatamente trasladada a Cultura en Madrid. Aquí los funcionarios le dijeron que lo que se estaba haciendo en Sevilla, nosotros, no iba a salir porque el flamenco no estaba en peligro. Así que me llaman y me encargan hacer unos veinte folios más sobre el barrio de Santiago, que estaba en peligro de extinción. Como si eso fuera lo que daría las razones para todo lo anterior. Y yo ahí me cagué en los muertos de todos. No lo iba a hacer. Eso era un apaño y una mentira.

Y me dicen entonces que era cierto, pero que como se esperaba que el documento inicial lo tirara para atrás el PP, nosotros íbamos a quedar como defensores del flamenco”.

«Una vez otorgado lo de Patrimonio de la Humanidad, se debe apoyar y realizar unas acciones que no se están haciendo porque cada vez se le quitan más apoyos al flamenco. Y ya se nos han dado toques porque se podría quitar ese título”

Esto lo puedo publicar, ¿no?

“Hombre claro. Yo ya estoy pasado de todo. Yo ya no me callo nada. Y esta misma noche seguiré hablando en Casa Patas. Pero es que hay delito en todo. En el vídeo divulgativo que se hizo se añadió una cortinilla donde se ponían 10 segundos con lo del barrio de Santiago, el lugar donde el flamenco está muriéndose. Con un par. Y como yo me quito de ahí, buscan a gente y la encuentran para que avale todo aquel despropósito. Yo me voy cuando me obligan a hacer algo que no es verdad. Además metiendo al barrio de Santiago como origen del flamenco. Pero vamos, que ellos piensan que los andaluces no se enteran…

Pasa como con Úbeda y Baeza, que dos barrios, uno de cada, son Patrimonio de la Humanidad, no las ciudades enteras. Hay que dejar muy claro que sólo son las manzanas donde se dan los fenómenos renacentistas, pero a la gente le venden que es toda la localidad. Están engañando a la gente. La política cada vez es más mentira”.

Pues va siendo hora de que se cuente, ¿no?

“Habrá que escribir de esto. Y decir que esto del Patrimonio de la Humanidad no sirve para nada. Efectivamente tiene utilidad para fenómenos muy raros, pero no para el flamenco. Y la letra pequeña de esto, que a la gente no se le cuenta, exige que, una vez otorgado lo de Patrimonio de la Humanidad, se debe apoyar y realizar unas acciones que no se están haciendo porque cada vez se le quitan más apoyos al flamenco. Y ya se nos han dado toques porque se podría quitar ese título”.

¿Qué me dices?

“Si no hay un compromiso se corre un riesgo. Pero la prensa andaluza especializada no se hace eco. Sólo se preocupan de si se canta gitano o payo. En fin… la última historia la de Luciano Alonso, con el director aquel que no fue tal.

La plaza del director del Centro Flamenco de Jerez estaba libre y, como esta persona lo necesitaba en Málaga, estuvo cobrando de Málaga y de Jerez. Este consejero, absoluto sinvergüenza, como el juez que lo ha juzgado. Esto lo pones ¿eh?. Bueno, pues como digo hubo una persona que ocupó durante tres años un puesto del que cobra y al que no va porque a la vez está en Málaga cobrando como asesor del susodicho. Y al juez arguye que tenía poca actividad. Pero el juez no le pregunta por qué el centro de flamenco de Jerez tenía poca actividad. Nadie se interesa por eso. Qué va”.

«Con el mundo que rodea al flamenco, los señoritos, políticos, putas, los periodistas mangones… con este mundo tan mediocre, si el flamenco sigue vivo… será por algo”

jose-luis-ortiz-nuevo-entrevista-chalaura-04

Pues la verdad es que escuchándote sí parece que esto está en peligro de extinción…

“La verdad es que el flamenco ha vivido y vive de milagro. Es como aquel capítulo del Decamerón donde se hablaba de la religión que sobrevivía a pesar de los cardenales, las barraganas, la corrupción. Si estos hacen lo que hacen y el flamenco sigue vivo es porque tenemos el auxilio divino. Con el mundo que rodea al flamenco, los señoritos, políticos, putas, los periodistas mangones… con este mundo tan mediocre, si el flamenco sigue vivo… será por algo”.

 

@chalauracom

2 thoughts on “Entrevista a José Luis Ortiz Nuevo

  1. Ortiz nuevo , me quito el sombrero ante su forma de expresar y de sentir tan sincera y tan transparente sobre este género musical lleno aún de barreras y de tabúes…. muchas gracias , me as alegrado la mañana

  2. Para mí a este hombre se le fue la cabeza… y no lo digo por la parte política… que le quite importancia a las familias creadoras me parece de una poca vergüenza tremenda… es, el no saber… el no enterarse de nada… o no querer enterarse. Que el flamenco está vivo de milagro? Muestra evidente que no se entera, quiera o no quiera este señor por encima de todo en las familias esas que tanto coraje le da, las creadoras se sigue y siempre se seguirá por encima de todo el flamenco en su ámbito natural…
    Es tan sencillo otorgar en el pasado sin que afecte al presente… no pasa nada por decir la verda de donde viene… el presente es otra historia pero hay que decir la verdad como el bien dice, pero dila para todo…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *