«Más que secretos, lo que tenemos es experiencia»

Presentamos a uno de los llaneros solitarios del flamenco y la música española en Castilla la Vieja. Rafael Fuentes Cuesta, luthier de lejana y veterana formación guitarrística pero de reciente vocación constructora. Asentado en Laguna de Duero (Valladolid), nos abre las puertas de su taller, uno de los pocos de la mitad norte española.

Por Pablo San Nicasio Ramos @pablosannicasio

¿Cuál es el origen de tu vocación guitarrera?

“En mi familia, desde muy pequeño, recuerdo que había dos guitarras ya que dos de mis tres hermanas mayores tocaban la guitarra en el colegio. Una incluso estudió durante varios años en el conservatorio. Después mi hermano mayor, el más cercano por edad, empezó a tocar la guitarra y eso me llamó la atención. Yo quería tocar también.

Con respecto a la vocación guitarrera propiamente dicha siempre he sido muy aficionado a las herramientas, al trabajo manual y a los experimentos. He construido amplificadores y pedales de efectos sencillos para guitarra eléctrica. El sonido y la acústica me apasionan.

La idea de construirme una guitarra siempre rondó en mi cabeza y, una vez que terminé mi trabajo en una empresa de Valladolid, la idea de construir guitarras se hizo cada vez más fuerte. Busqué información para aprender el oficio y encontré la posibilidad de hacerlo en Madrid con el luthier chileno Marco Buitano. Un día mi hermano, profesor de conservatorio y guitarrista profesional, me ofreció su ayuda y colaboración para comenzar esta aventura de forma seria. Compramos casi todos los libros disponibles en español y en inglés sobre construcción y reparación de guitarras, además de muchas herramientas y madera necesarios para comenzar la aventura. Desde entonces no he dejado de estudiar, experimentar y aprender”.

Y ¿no resulta francamente arriesgado siendo tú ingeniero y teniendo la posibilidad de una vida de lo más estable?

“Pues, francamente no siempre es así, ahora las cosas son bastante diferentes y, puestos a hacer sacrificios y trabajar mucho, prefiero hacerlo en algo que realmente me guste y me llene. Es duro ser luthier, requiere mucho trabajo y dar muchas vueltas a las cosas. Sin embargo mi experiencia trabajando como ingeniero tuvo momentos de estabilidad y también de gran incertidumbre. Además, ahora soy mi propio jefe y eso cuenta”.

guitarras-rafael-fuentes-chalaura-05

Me gustaría que me hablaras de la formación guitarrística tanto tuya como de tu familia.

“Pues llevo tocando la guitarra desde los 12 años. Fue mi hermano quien me enseñó los primeros acordes y escalas. Además tocaba un par de piececitas de guitarra clásica de vez en cuando.

Mi hermana, la mayor de todas, estudió hasta 4º curso de guitarra clásica del antiguo plan de estudios. Otra hermana tocaba acordes y piececitas en plan amateur. Por último, José María, mi hermano mayor se licenció en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y realizó un máster de guitarra clásica con el maestro Ricardo Gallén. Por otra parte, estudió también Historia y Ciencias de la Música (Musicología) lo cual me proporciona ayuda cuando trato de dar un enfoque histórico a mi trabajo como luthier”.

«Es un error sufrir cuando tocas un instrumento. Éste no puede ser incómodo, debe ser un instrumento que sea placentero en todos los aspectos»

Hace unos meses entrevistábamos a tu paisano Raúl Olivar y hablábamos de las relativamente pocas vocaciones flamencas en la meseta norte y más allá ¿Ocurre lo mismo en el gremio de constructores?

“Conozco a pocos constructores de la zona norte, noroeste de España y, en efecto, o hacen guitarras clásicas o instrumentos de cuerda antiguos y tradicionales”.

Construyes guitarras clásicas y flamencas. Cuéntanos los modelos que construyes y las posibilidades que ofreces al cliente.

“Construyo tres modelos de guitarra clásica: uno tradicional de siete varetas basado en la guitarra de Manuel Ramírez de 1912, otro modelo estilo Fleta con nueve varetas y un modelo propio más moderno con varetaje radial que me gusta mucho por la potencia y calidad de sonido que ofrece.

En cuanto a las flamencas ofrezco tres modelos. Una realizada con fondo y aros de ciprés, otra con palosanto de India y una tercera con aros y fondo de Palo Rojo.

La tapa en todos los modelos es a elegir entre pino-abeto o cedro rojo canadiense.

No obstante no sólo realizo estos modelos sino también reproducciones de modelos históricos a petición del cliente. También he construido un par de vihuelas renacentistas y una guitarra romántica estilo Martin basada en el estilo español de la primera mitad del siglo XIX”.

guitarras-rafael-fuentes-chalaura-02

En ese sentido ¿Qué distingue las guitarras Fuentes de lo que se suele vender?

“Sin menospreciar a nadie, ya que hay gente muy buena en este oficio, puedo decir que ofrezco un ajuste del instrumento muy eficiente y realizado de forma muy consciente. Es un error sufrir cuando tocas un instrumento. Éste no puede ser incómodo, debe ser un instrumento que sea placentero en todos los aspectos. Cuido al detalle los acabados y no me conformo con cualquier sonido. Para mí debe ser equilibrado, potente y con amplio rango armónico. Tiene que ser óptimo en todos los registros. Por otra parte el servicio que ofrezco a mis clientes para resolver cualquier problema está basado en la confianza mutua. No rehúyo ninguna responsabilidad”.

Sobre los modelos de plantilla y varetaje que trabajas ¿se puede decir algo o es secreto profesional?

“No, realmente no tengo secretos porque cada madera necesita un tratamiento específico. Más que secretos lo que tenemos es experiencia.

Si trabajo con un modelo tradicional de siete varetas, nueve o un modelo de varetaje radial tengo que buscar una afinación específica en la tapa y unas frecuencias concretas para que funcionen. Por otra parte sí presto atención a la cantidad de madera que tiene el instrumento en diferentes partes del mismo para favorecer ciertas frecuencias, mayor o menor sostenimiento de las notas etc.

Suelo publicar fotos y explicar lo que hago, sé que por mucho que le cuente cosas a otro no le va a salir igual si lo intenta. Cada uno tiene su propia voz y esto no es diferente”.

«Cuido al detalle los acabados y no me conformo con cualquier sonido. Para mí debe ser equilibrado, potente y con amplio rango armónico. Tiene que ser óptimo en todos los registros. Por otra parte el servicio que ofrezco a mis clientes para resolver cualquier problema está basado en la confianza mutua. No rehúyo ninguna responsabilidad”

guitarras-rafael-fuentes-chalaura-03

Muchas veces preguntamos a los guitarreros las ventajas que tiene ser guitarrista. En tu caso además eres ingeniero industrial ¿Te construyes tus propias herramientas? ¿Qué otras ventajas tiene poseer esa carrera?

“Sí, en efecto. Todos nos construimos nuestras propias herramientas, no todas, pero algunas sí ya que se adaptan a nuestras ideas de montaje y construcción.

El hecho de ser ingeniero puede ser una ventaja si el oficio lo conoces bien. Es fundamental tener buen oído, habilidad y comprender las propiedades de la madera que tienes entre manos. Para comprender el funcionamiento de instrumento es de gran ayuda tener una formación técnica en cálculo de fuerzas, estructuras, materiales y acústica. Por otra parte te abre también la posibilidad de comprender en profundidad las publicaciones puramente técnicas.

Otras ventajas que te puede proporcionar esa formación es que tengas más facilidad para utilizar el ordenador y el software para realizar planos, grabar, analizar ondas, grosores etc. No obstante, nada es definitivo y la experiencia es muy importante”.

¿Hacia dónde se encamina la construcción de guitarras actualmente en cuanto a materiales, prestaciones…?¿Tú sigues esa misma dirección o estás en desacuerdo con los objetivos que se buscan en los tiempos actuales?

“No estoy en desacuerdo con el uso de la tecnología pero también hay que tener en cuenta cuáles son las demandas de los músicos. Con respecto a la utilización de nuevos materiales quizá en unos años no quede más remedio ya que se ha disparado la producción en masa de instrumentos. Lamentablemente este consumo de recursos no siempre se dirige a la producción de instrumentos de una mínima calidad”.

Tienes el taller en Laguna de Duero. ¿Valladolid en el horizonte o estás bien donde estás?

“Por ahora estoy bien pero no descarto mejorar. al fin y al cabo Laguna está sólo a seis kilómetros de Valladolid”.

¿Es esta profesión lo que te imaginabas?

“Es realmente más dura de lo que pensaba pero también te da satisfacciones al ver que un cliente está contento o que una guitarra suena realmente bien”.

Retos de futuro

“Ya he enviado una guitarra a Nueva York a Savage Classical Guitar, mi reto es ser conocido en un mercado tan interesante y amplio como el de EEUU. Por lo demás quiero seguir mejorando y llevar a cabo algunas innovaciones que tengo en mente. Ya las verás”.

guitarras-rafael-fuentes-chalaura-04

@chalauracom

 

One thought on “Guitarras Rafael Fuentes

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *