Remedio infalible contra el catarro y demás

dolencias derivadas de la tristeza: una canción

de SIEMPRE ASÍ cada 8 horas

 

Por Germán San Nicasio

Octubre. Llueve sobre Madrid y las temperaturas han caído de un día para otro, lo que se traduce en un nuevo catarro de quien les habla: hola a todos. He tenido otra noche de insomnio extremo y hoy toca entrevista a SIEMPRE ASÍ, grupo musical andaluz cuyas canciones ustedes conocen y han bailado más de una vez, estoy convencido. La cita es a las 13.00 horas en el Hotel Vincci Capitol y yo, fiel a mi impuntualidad innata, llego 15 minutos antes de tiempo, pero la mujer que me atiende tras el mostrador en recepción me ayuda a paliar los efectos de dicha impuntualidad porque resulta que no sabe nada de mi entrevista y me envía a otro establecimiento de la misma cadena hotelera que está en Gran Vía 66, a unos 250 metros en dirección Plaza de España. Es cuesta abajo. Voy a Gran Vía 66. «Pues yo tampoco tengo noticia de ninguna entrevista», me dice un hombre que al menos tiene la decencia de no enviarme a otro hotel al tuntún, y en ese momento aparece una chica jovencita que está en mi misma situación angustiosa: también viene al encuentro de SIEMPRE ASÍ, aunque ella es aún más impuntual que yo: su cita es para las 13.30 horas. La chica se llama Sofía y trabaja para la revista Gente. De modo que hago lo que tenía que haber hecho desde el primer momento: sacar el teléfono y marcar algún número. Al séptimo intento consigo hablar con alguien llamado Federico Ortega, que es quien lleva hoy los temas de prensa, y me dice que la cosa será en el Hotel Vincci Capitol, como habíamos quedado, que todavía van de camino pero que en 5 minutos estarán allí. Sofía se une al equipo que formamos mi catarro mi insomnio y yo y otra vez Gran Vía arriba. ¿Qué elementos de interés aporta toda esta epopeya peatonal a la entrevista que me dispongo a transcribir a continuación? Absolutamente ninguno, pero seguro que les ha encantado a ustedes compartir mis fatigas conmigo.

Mi ya casi amiga Sofía y yo esperamos en el vestíbulo hasta que vemos aparecer a dos hombres y una mujer de no mucha más edad que yo aunque de aspecto sí bastante más saludable. Federico Ortega nos presenta a Sandra Barón y Rafa Almarcha, y, dado que yo voy primero en la lista, nos despedimos de Sofía y nos metemos en el ascensor. Mientras subimos al salón comedor, que está en la primera planta, les pregunto si saben ellos de algún remedio más o menos eficaz contra los catarros. «Jengibre, dormir bien…» «¿Y algún remedio contra el insomnio crónico?» La sonrisilla que me regala Sandra Barón me lleva a mirarle las manos en un acto reflejo y atisbo un anillo dorado, aunque no estoy seguro si es o no de casada.

En el salón comedor, a excepción de un camarero, no hay nadie a la vista, y Rafa Almarcha se lanza a buscar el mejor sitio para que a mi pobre garganta le dé al menos para hacer un par de preguntas. Por algún motivo hay varias ventanas abiertas. Antes de sentarnos, Federico Ortega me regala el compact disc del nuevo disco, que es el motivo principal de esta entrevista. Corazón, se titula, y la ilustración de la portada es un muñeco rociero muy simpático, con una guitarra y un corazón que literalmente no le cabe en el pecho, válgame la frase hecha. Cuando termino de quitar el plastiquillo del envoltorio, Rafa Almarcha me pregunta si lo he escuchado ya, y no tengo más remedio que confesarle que no, pero le prometo que va a ser lo primero que haga en cuanto llegue a casa. De todos modos, que me anticipen ellos un poco las cosas buenas que me voy a encontrar.


—¿Qué os apetece contarme de este nuevo trabajo?

SANDRA: Bueno, es el primero de una nueva época en SIEMPRE ASÍ. No por nada, sino porque pretendemos seguir dando caña. Ya llevábamos 23 años y a lo mejor alguno podía pensar que esto estaba decayendo… Pues no. Estamos empezando una etapa en la que estamos más maduros y nos apetece hacer ritmos en los que podamos arriesgar, en el sentido de que no todas las canciones son las rumbas flamencas típicas que hemos hecho tanto tiempo. Hay rumbas, por supuesto, pero hemos incorporado otros ritmos distintos y, bueno, se nos ha dado bien, nos ha gustado probar.

—Estáis contentos con el resultado.

SANDRA: Muy contentos.

RAFA: Estamos encantados. Sobre todo estamos disfrutando de lo encantada que está la gente desde que ha salido el disco. En nada nos hemos metido entre los 10 más vendidos en iTunes, el otro día tuvimos una firma de discos en Sevilla y fue apoteósica, otra en Málaga apoteósica también. Y luego lo que nos cuentan nuestros fans en la web y eso es que no defrauda para nada. Porque siempre que sacas un disco nuevo estás… A ti te gusta mucho, claro, pero estás a la expectativa, a ver qué piensa tu público. Y esta vez, además, por todo lo que decía Sandra, que, sin dejar de ser fieles a nuestro estilo, guardando la esencia, hemos querido dar un paso más allá, pues estamos ahí con un, ¿cómo te diría?, un pellizquito diferente…

—¿La gente nota esa evolución?

RAFA: No lo notan demasiado, nosotros sí lo notamos. Es algo que está relacionado también con los autores que han participado esta vez, que son gente nueva, más joven, digamos. Riki Rivera, por ejemplo, que es autor de India Martínez, de Pasión Vega… O Juanlu Ramírez, que ha hecho cosas para Pastora Soler, para Manu Lombo. O Juanlu Montoya, que está ahora mismo pegando en todos lados y es uno de los referentes que hay en la rumba andaluza. En fin, son autores que se han incorporado a los que ya estábamos, como Alejandro Vega o como yo, que somos los autores de SIEMPRE ASÍ de toda la vida. Los fans lo que nos dicen es que están encantados…

—Os gusta el trato con los fans.

SANDRA: Sí, nos gusta cuidarlos mucho. Siempre atendemos a todo el mundo que viene a vernos y no tenemos más que palabras de agradecimiento, nos sentimos muy privilegiados por el cariño de la gente.

RAFA: En Facebook nos siguen más de 127.000 personas. Tienes que atenderlos, claro. Nuestra filosofía es ésa. Lo malo sería que no hubiera nadie.

—No sé si lo sabéis pero vuestra entrevista del año pasado en Chalaúra tiene el récord de visitas de toda la Historia de la web… —Sonríen con naturalidad. Sigo—: ¿Ya tenéis perfilada la gira? ¿Cuándo es vuestro próximo concierto?

RAFA: En Palma de Mallorca el 31 de octubre.

—¿Y en Madrid?

RAFA: El 14 de diciembre en el Teatro Calderón.

 

siempre-asi-chalaura-02

—¿Habéis sentido la crisis en alguna medida?

RAFA: Sí, claro. Ten en cuenta que nuestros clientes eran los ayuntamientos y ahora hemos tenido que volvernos empresarios nosotros, arriesgar nuestro dinero… Pero hay que decir que nos está yendo estupendamente.

SANDRA: No nos hemos quedado en casa esperando en casa a que nos contraten, nos hemos adaptado y hemos hecho el trabajo nosotros.

—¿Alguna vez pensasteis que ibais a llegar hasta donde habéis llegado?

RAFA: Ni en el más optimista de nuestros sueños.

SANDRA: Nuestro primer disco lo grabamos pensando en tener un recuerdo para enseñárselo un día a nuestros nietos, fíjate.

RAFA: Para vendérselo a los guiris en la Expo… Nunca nos hemos planteado nada ni esperamos nada del futuro, hemos vivido siempre el presente, con la luz media, ni muy larga ni muy corta. Siempre con ilusión y con mucho trabajo, eso sí. Trabajamos mucho a todos los niveles…

SANDRA: El grupo es nuestro caramelito y lo cuidamos muchísimo.

Hoy es martes y 13 (lagarto, lagarto) y no puedo evitar la pregunta tópica:

—¿Sois supersticiosos?

SANDRA: No

RAFA: Para nada.

—¿Ninguna superstición, ni siquiera antes de los conciertos? ¿No os ponéis ni un poquito nerviosos cuando vais a actuar?

SANDRA: Hombre, depende del momento. Si estamos presentando un espectáculo nuevo, pues los primeros días siempre están los nervios lógicos de que salga todo bien, pero una vez que lo tenemos trabajado… No son nervios, es el gusanillo, las mariposas que hay que tener para salir con ganas.

RAFA: Yo siempre que salgo al escenario tengo un pellizquito ahí, pero se supera en el momento en que empieza a sonar la música.

—¿De dónde viene lo de SIEMPRE ASÍ?

(Nota: Por si a alguien le interesa, esta pregunta tan incisiva y original es la única que llevaba preparada de antemano. Tenía curiosidad por saber el origen del nombre del grupo porque yo una vez tuve una amiga y teníamos un lema, una especie de grito de guerra privado que estaba formado por estas dos mismas palabras pero con el orden cambiado. Fue un día que estábamos cariñosos en un bar y pasó un hombre y nos dijo: «Así siempre», y nos quedamos la frase para nosotros, aunque luego no fue exactamente para siempre…)

SANDRA: Fue un poco tormenta de ideas. Teníamos que ponernos un nombre y éramos tantos opinando… Entonces dijimos: «Pase lo que pase, que sigamos siempre así, sin perder nuestra esencia, sin creernos nunca nada…» Y, bueno, al principio nos sonó a todos raro, dos palabras… Pero, mira, se metió en el soniquete de la gente y al momento encajó tanto el nombre que hasta hay bares que se llaman SIEMPRE ASÍ.

RAFA: Es curioso, fue una época en la que nosotros sorprendimos por muchas cosas. Cuando nosotros salimos era la época del boom de los coros rocieros y los grupos de sevillanas. Estaban Los Marismeños, Los Romeros de la Puebla… Nosotros el artículo para empezar nos lo saltamos, nos llamamos SIEMPRE ASÍ, no LOS SIEMPRE ASÍ, que ahora no pasa nada pero en esa época si sorprendió un montón. Después otra cosa que sorprendió muchísimo es que todos los coros rocieros iban vestidos de flamencos y de corto y eso y nosotros…

SANDRA: Lo primero que dijimos fue que el traje de flamenca nos lo quitábamos.

RAFA: Dijimos que íbamos a ir normal, y entonces, claro, todo el mundo: «¿Y esta gente quiénes son?» Causó mucha sorpresa.

—Si tuvierais que dibujar vuestro árbol genealógico artístico, ¿quién estaría?

RAFA: Hay muchos artistas que nos encantan y son referentes para nosotros: el Soto, Arturo Pareja Obregón, Los Marismeños, o sea, grupos que han defendido siempre nuestro folklore popular de Andalucía, que es lo que nosotros hacemos y llevamos por bandera con mucho orgullo y consideramos que es una suerte muy grande.

SANDRA: Hemos tenido la suerte de estar cerca de muchos artistas muy grandes.

RAFA: Alejandro Sanz, un artistazo, valiente, cada vez que hace un disco siempre sorprende, se arriesga. Al flamenco somos muy aficionados, es la música que ha sonado en nuestra casa, claro: Camarón, Paco de Lucía, Diego Carrasco

—¿Cómo os enterasteis de la muerte de Paco de Lucía, cómo os pilló la noticia?

SANDRA: No recuerdo dónde estábamos, pero nos dejó…

RAFA: Un vuelco el corazón. Es de esas personas que no te puedes imaginar que se vayan a morir. Fíjate, me pasó con él y me pasó con Lola Flores. No te lo crees.

Para cerrar nuestra pequeña charla les planteo un cuestionario improvisado de preguntas breves que no tiene demasiado sentido transcribir porque las preguntas que se me ocurren son a cuál más irrelevante. Lo único reseñable y que sí paso a referirles es que Sandra Barón es aficionada a practicar el deporte del pádel, pero yo ando hoy tan lento de reflejos que no caigo en que hace un par de Navidades alguien me regaló una raqueta muy chula y se me podía haber ocurrido que un día, cuando se me pase el catarro, podíamos echar un partidito sin apostarnos nada serio. Habría sido increíble estrenar mi raqueta con ella.

Antes de despedirnos les pido que me echen una firmita en el disco y Rafa, que viene equipado con un rotulador indeleble, aprovecha para darme la receta mágica que devolverá la salud a mi garganta:

RAFA: Una canción cada 8 horas. Como nuevo, ya verás.

Sé que funcionará, le digo, porque ya lo tengo yo comprobado: todo lo que huele a Andalucía me ayuda a mejorar las defensas del organismo y disminuye mi sensación de cansancio.


De modo que salgo del hotel y voy por Gran Vía hojeando el libreto del disco. Leo: «SIEMPRE ASÍ SOMOS: RAFA ALMARCHA, MAITE PAREJO, PAOLA PRIETO, NACHO SABATER, SANDRA BARÓN, ÁNGEL RIVAS (y no sé por qué me suena a mí ahora que hay por ahí un actor de cine para adultos que también se llama así), MATI CARNERERO Y TÚ». Corazón es una producción de Letra y Música Editorial, S. L. dirigida y realizada por Rafa Almarcha. Son 14 temas. Las ilustraciones de la portada y el libreto son obra de alguien llamado Pedro Cabañas.

Luego, a salvo ya de las inclemencias del otoño madrileño, miro en internet y me entero de que estos señores pusieron su música en la boda de nuestra infanta Cristina y el compi vasco que le buscó la ruina, y también en la de la Duquesa de Alba con Alfonso Díez. Y la Wikipedia termina de pararle definitivamente los pies a mis fantasías cuando veo que Sandra está casada con un tal Alfonso Terry, mánager del grupo, y que además es madre de tres niños y una niña y, mira tú por dónde, el tema que cierra el disco es una versión de Esta tarde vi llover (Armando Manzanero) cantada de muy sevillanas maneras por la propia Sandra y Rafa.

En fin, amigos, después de escuchar el disco, creo que está justificado decir que SIEMPRE ASÍ son exactamente lo que parecen: un grupo de seres humanos a los que les gusta contagiar su buena energía a otros seres humanos, y cuando alguien te quiere alegrar la vida lo mínimo que puedes hacer es agradecérselo y alegrarte. Yo, por mi parte, ya empiezo a notar los efectos positivos en mi garganta, y puedo comprender por qué Sandra y Rafa y compañía son tan queridos por tanta gente. Hasta la próxima.

siempre-asi-chalaura-01

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *