“El flamenco ya improvisa más que muchos estilos de jazz”

 

Se puede decir que David Peña “Dorantes” (Lebrija, Sevilla. 1969) es el iniciador de la moderna escuela de piano flamenco. La que une naturalmente la tradición académica y la oralidad del cante. Y con su mochila cargada no deja de recorrer y asombrar a músicos de todo el mundo. Esta vez con el reputado contrabajista francés Renaud García-Fons acaba de presentar “Paseo a Dos”. Deslumbrante diálogo que parte del amor de ambos por una música que han mamado desde niños.

 

Texto: Pablo San Nicasio Ramos   @pablosannicasio

El dúo ¿Cuándo comienza?

“Ya conocía a Renaud de sus trabajos propios y también sus colaboraciones con los flamencos. Me encargaron un espectáculo hace diez años y ya pedí que viniera a tocar. Es decir, lo llamé yo primero, pero luego él hizo lo propio conmigo para sus cosas. Así que realmente todo ha derivado en este disco como algo lógico. Propio de la admiración y respeto mutuos.”

¿Qué relación tenía él con el flamenco?

“Desde pequeño escuchaba mucho cante de Valderrama, Chacón, Marchena gracias a que su padre, que era pintor, Renaud tiene orígenes españoles, pintaba con esa música. Así que desde siempre y ama y conoce el flamenco”

Siendo él un músico académico. Imagino que eso ayuda

“Sí, acelera a la cosa de preparar colaboraciones tanto entre nosotros como con otros. De hecho el mandarnos partituras es algo normal entre nosotros. Yo también fui músico académico… Las partituras son cosas necesarias. De todos modos Renaud es un músico sin ataduras, es libre”.

dorantes-chalaura-02

Partituras, no imprescindibles, pero sí necesarias. La música flamenca ¿Sigue siendo de tradición oral?

“Sí, sigue siendo. Yo he tenido dos escuelas, mi familia flamenca y el conservatorio. Escuelas de piano flamenco no he tenido porque no había mucho. Pepe, Arturo Pavón… así que buena parte de mi base es académica. De mis estudios de Chopin, Beethoven… y sobre eso he tenido que trabajar. Llegaba a mi casa y decía: y ahora flamenco ¿qué hago? Y me tenía que buscar la vida. La música académica siempre ayuda y complementa”.

¿Te ves dentro de treinta años presentando en rueda de prensa tus obras completas en partitura?

“Sí, por qué no, pero realmente en el flamenco la partitura es un mapa, algo orientativo. Fíjate que creo que da más campo a la improvisación que muchos estilos de jazz. Hemos llegado a un punto que no me cabe duda de esto que te digo.

Uno no se puede ceñir a la partitura tocando flamenco. Yo ya tengo partituras que se pueden adquirir en mi web, no te creas. Muchas veces no me acuerdo ni lo que hice en el disco. Pero sí la estructura. Asi que repito, la partitura se tiene que ver en flamenco como mapa aproximativo, no es tan vinculante como en otras músicas”.

¿Este disco con Renaud es más camerístico o más flamenco?

“Ambas cosas. Tiene mucho de flamenco, mucha improvisación, pero las columnas están ahí, fijas, por decirlo de alguna manera.  Tengo muchas veces la costumbre de empezar los conciertos de una manera libre. Un poco dependiendo de cómo esté. Hay veces que inicio de cero. Sin pensar nada, le pido un tono o un motivo a los músicos que van conmigo y tiro con ello. Otras veces, si estoy más cansado del viaje o lo que sea, sí que toco un tema más preconcebido”.

“Tengo muchas veces la costumbre de empezar los conciertos de una manera libre. Un poco dependiendo de cómo esté. Hay veces que inicio de cero. Sin pensar nada”

dorantes-chalaura-01

¿Y te lo grabas y lo analizas?

“Bueno, no me siento a escucharme, pero sí a veces trato de sacar conclusiones de algo que se me haya ocurrido en algún concierto”.

Este disco se estrenó en la Bienal ¿no?

“Sirvió aquello más bien de preparación. Luego lo fuimos perfeccionando y nos reunimos en Sevilla en mi estudio durante cinco o seis días. Cogíamos un tema, exponíamos cada uno lo que teníamos de él, lo rematábamos y hacíamos tres o cuatro tomas de cada tema. Y así íbamos a base de tres o cuatro temas por día.  Y llevábamos dos o tres años tocando juntos, así que aquello ya tenía cuerpo. Pasa muchas veces con los cuartetos de cuerda, que hasta no llevan años juntos aquello no cuaja.

Aún así Renaud y yo nos hemos sorprendido y la cosa ha fluido muy bien. De una manera natural”.

Eso mola, señal de que acertasteis en la elección

“Hablábamos de eso en los paseos que nos dábamos juntos y tanto él como yo nos sentíamos muy bien. El disco es eso, un paseo por sitios donde no se ha paseado antes”.

El disco tiene un formato flamenco, en cuanto a que cada tema tiene su palo-estilo asignado

“Partimos del flamenco pero salen a relucir muchos conceptos clásicos. Y más cosas porque cada uno de los dos tenemos una mochila grande a nuestras espaldas».

¿Tendrá esto cara B? ¿Continuación?

“Sí. Claro. Y nuestra gira. Grabaremos dos directos en Munich. Iremos por Montreal…”

Se sigue trabajando más y mejor fuera. No tenemos remedio

“No me voy a quejar. Trabajo mucho.  Y sí, es verdad que el volumen es mayor fuera que dentro de España. Nos llaman tanto de eventos jazzeros como de clásicos, además de los flamencos por supuesto”.

¿Dorantes está sólo con esto?

“Estoy centrado en esto y en un proyecto sobre Strawinsky, pero no puedo decir más. Y luego con mi trío de Jazz grabé un disco en primavera que saldrá en el futuro… así que sí, Dorantes se ramifica”.

¿Y lo de dar clases?

“Me llaman mucho de conservatorios de clásico para hablar de flamenco y de la música española. Y luego una semana al año me la reservo para que vengan a mi casa pianistas de mucha talla y estar con ellos y contarles cosas de tratamiento de nuestra música española académica, como Falla… y el flamenco. No es una semana fija, porque depende de la agenda, pero sí, doy clases. Lo hago porque creo que es importante que los pianistas clásicos sepan que el piano flamenco existe y cómo funciona”.

 @pablosannicasio

dorantes-chalaura-03

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *