Suavidad flamenca

Texto: Pablo San Nicasio

Fotografías: Federico Olucha

La música decimonónica era aún un privilegio para las élites. Así que podría pensarse que reeditar ese formato en los tiempos actuales es volver a meter en el gueto de los poderosos un placer terrenal único. Pero no, no van por ahí los tiros, creemos, en el proyecto “Music Above the Park”. De lo que se trata más bien es de acercar aquel ambiente de máximo respeto y cercanía con la mejor música a todo el mundo, el de ahora. Eso sí, el que esté atento, porque con poco más de cincuenta butacas disponibles, o uno se entera a tiempo o le va a costar colarse en alguna función.

 

chalaura-espectaculos-ariadna-castellanos-02

 

Entre el Retiro y el Museo del Prado, el pasado sábado fuimos a ver  a Ariadna. Porque en el flamenco sólo hay una Ariadna, el Castellanos se da por sabido. Recital en el Madrid burgués para desplegar su personal concepto del piano, siempre con el flamenco sobrevolando pero sin descuidar dos vertientes que domina y con las que edulcora las teclas: el clásico y el jazz.

Recital que comenzó libre, pero con fuerza. Tremolando el piano como si de una guitarra se tratase. Con su particular versión de “La Barrosa” llegó la fuerza y a la vez frescura de una pianista que, ojito, mucha fachada de niña mona pero tiene un par tocando. Preciosos tangos y avance de su próxima entrega discográfica, esperamos que este mismo año. La idea de autograbarse unas bases rítmicas y sobre ellas, sobre la marcha, ir creando un tema y desarrollarlo parece muy antiguo pero es a la vez muy nuevo. Sobre todo por lo inmediato que resulta verlo en directo y por los medios con los que se realiza.

Pianista “pasada” de ritmo y de swing, dio muestra de, al menos, cinco grandes obras en un recital. Que más quisieran muchos.

“Rocío” es una bulería inspirada y dedicada a su admirada Rocío Molina que Jacob Quirós remató con acierto. Cantaor que también se estiró con las bulerías, más jerezanas y “amoratadas”, de después y el fin de fiesta.

Ariadna es descarada, para parecer esa inocente y casi púber pianista de conservatorio y también para sacarle los colores al concertista flamenco más pintado y hosco. Se las sabe todas y, como además ha bebido de muchas y buenas fuentes, tiene recursos para sorprender. Como hizo por nana y con su rumba final; pieza con interesantísimas secciones rítmicas bien diferenciadas y un tema central que hasta a algún sordo se le hizo pegadizo.

Diosa del tejido casada con Dioniso, así es Ariadna, capaz de hilar una tela musical que poco a poco va atrapando a los flamencos.

 

Ariadna Castellanos: Piano. Félix Soria: Palmas. Jacob Quirós: Cante y palmas.

 

chalaura-espectaculos-ariadna-castellanos-04

One thought on “Reseña del concierto de Ariadna Castellanos. «Music Above The Park»

  1. Bravo Ariadna Castellanos, un concierto muy bravo, una jóven artista con gran proyección. Una creadora innata.

    Una lástima que la atención al espectador no se corresponda con la altura de los artistas invitados. Siempre hay problemas con la lista de reservas y con el «donativo», que no entiendo si se trata de un proyecto sin animo de lucro, porque los jóvenes de la «taquilla» hacen tanto hincapié en aportar donar ese donativo de manera obligada.Detalles como esos rompen la magia del entorno.
    Esperemos la inexperiencia de la juventud no destruya una iniciativa tan buena como esta. La idea es buena.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *