“No concibo el flamenco fuera de la ortodoxia”

Una de esas historias que, como la tan traída, llevada, manoseada y archiconocida “Ocho Apellidos Vascos”, sólo que ahora al revés, nos devuelven a la realidad de una España dinámica y con menos contrastes sociológicos de los que la oficialidad vende.

La senda flamenca de Lander Egaña Del Amo, “Maizenita” (Bilbao, 1989) comienza en las tierras vizcaínas y entre la selva de cassettes y vinilos de su padre, músico de larga trayectoria. Entre el barrio, sus colegas y el soniquete de Camarón, hubo fuerza suficiente para hacerle emigrar a Jerez. Presenta su primer disco y dice que se atreve con el flamenco más ortodoxo, el de toda la vida. Osti tú, que es del mismo Bilbao.

Texto: Pablo San Nicasio Ramos

Fotos: Maizenita

 

Tu nombre no engaña

“Sólo te puedo decir dos nombres, nombre y primer apellido. No te puedo poner ocho apellidos vascos sobre la mesa. Pero sí, del mismo Bilbao. Además nací en la clínica donde operaban a los jugadores del Athletic, así que con abolengo…

Pero bueno, ahora llevamos cuatro años viviendo en Jerez, y la verdad es que no nos esperábamos que en tan poco tiempo iba a ser todo tan productivo”.

Pensaba que llevabas más años por el sur, que la cosa era de antes, qué historia más curiosa

“El flamenco lo descubrí en el barrio, con los gitanos de mi quinta. Que allí también hay. Son, eso sí, más rumberos, como mucho alguna bulería, pero no tanto. Mi barrio es el de Txurdinaga. Además mi padre, Iñaki Egaña, que ha sido músico desde siempre ayudó a que lo viera más claro. Y la música en general, porque escuchaba de todo. El flamenco, no obstante me movía más que ninguna otra. Desde los catorce años me puse a investigar, a escuchar… lógicamente allí lo más escuchado era Camarón. Y sigue estando ahí para mí, pero desde que estoy en Jerez pues la cosa se abre, quieras o no. Además yo quería hacer un flamenco ortodoxo”.

Habrás cambiado o ampliado tu baraja de ídolos, digo yo

“Me gustaban Camarón, Duquende, pero fue bajar a Jerez y llegas y te topas con Chacón, Manuel Torre, la Paquera, Terremoto, los Zambos…y no puedes parar de escuchar… y es que el cante allí es tan natural que no le echan cuentas. Allí cualquiera, uno más, está en un tabanco bebiendo vino y se arranca y dices…madre mía”.

¿Y los estudios?

“A mitad de un curso de grado superior le dije a mi madre que quería bajar a Jerez, pero me dijo que hasta que no acabara los estudios nada de nada. Así que aprobé más rápido y mejor que nunca. Sólo por irme a intentar hacer carrera flamenca”.

En el norte ¿qué flamencos hay?

“Están Yago Santos y Gaizka Baena, son dos guitarristas muy buenos que también dan vueltas por España, como yo”.

“Me he sentido bien en Andalucía, nunca apartado, en ningún momento. Y además, el que no te apoye, que sirva para motivarte”

Maizenita-flamenco-copla-entrevista-chalaura-02

Ole tus padres que te apoyaron sin duda

“Cierto. Me bajé con mis padres, mis dos hermanas se quedaron en Bilbao, pero cuando pueden se bajan al solecito. Allí tienen su vida y sus cosas, de hecho mi hermana la melliza canta un poco, pero se le quitó la idea de la cabeza”.

“Tierra Nueva” o tierra prometida

“El disco surge porque teníamos ya bastante recorrido hecho, la verdad. Lo llevábamos pensando desde que comenzamos a coger rodaje y dimos el paso cuando tuvimos algo ahorrado. En Jerez aprendíamos y seguimos, pero vamos por Sevilla, Almería, Huelva…

Tierra Nueva porque es Jerez, la tierra que me ha acogido y tierra nueva, esta de ser artista y tener un disco. Algo nuevo para mí”.

No repites estilos

“No, claro, es que no me cabe en la cabeza hacer eso. Es mi recital. En el disco no meto la malagueña ni los tarantos, que también los hago en los conciertos. Pero básicamente es lo que canto en directo”.

¿Hiciste concursos?

“No soy muy de concursos. Hice uno en mi tierra que organizaba la peña la Paquera de Jerez de allí, y lo celebraron en el Teatro Principal de San Sebastián. Total que lo gané, nada menos que el primer premio y el de honor y bueno, más ganas de seguir en ello. Seguramente alguna vez vuelva a hacer algo, pero como de momento hay recitales y trabajo no me meto en los concursos. Que, ojo, son buenos para estudiar y ver qué nivel tienes. Pero bueno, tenemos cositas hechas para el futuro, así que centrarnos con ello”.

¿Qué te dicen en esas peñas de Dios, esa Andalucía profunda, que les llegue un bilbaíno…?

“Hay de todo pero en general me tratan bien. Date cuenta de que les tienes que mandar un currículo, una biografía y ya saben lo que se van a encontrar.

Me he sentido bien en Andalucía, nunca apartado, en ningún momento. Y además, el que no te apoye, que sirva para motivarte”.

Ojo a los grandes flamencos no andaluces, que no te tosan. Ahí estuvieron Sabicas, Carmen Amaya, todo lo que ha salido de Castilla… bueno, ¿algún maestro nada más llegar a Jerez?

“No he tenido maestros como tales, sí es verdad que me asesoran mucho dos fenómenos, dos sabios de allí abajo, dos señores: Alfredo Benítez y Domingo Rosado. Me dan buenos consejos en cuanto a los cantes, los estilos que hay que hacer y cómo. Y luego escuchar mucho”.

¿Qué tal lo de grabar?

“Es duro porque te dicen, a deshora: venga, canta. Tiene que haber algo de ambiente, esa copita de oloroso, no sé, algo… en eso el flamenco no es así. Pero bueno, te acostumbras”.

Ante todo tradición, por lo que se ve

“Ortodoxia porque yo concibo así el flamenco. Será que soy de Bilbao, no sé. Igual en un año me hago rockero, yo que sé. Pero no creo. Yo ahora lo tengo claro en ese sentido y oye, creo que también es muy bueno para hacer el edificio desde los cimientos, luego con sus tabiquitos, sus tejaditos…empezar de otra forma quizá sea algo precipitado o temerario, o por lo menos lo pienso así”.

Llevas buen equipo

“Dos bichos a la guitarra, fenómenos Juanmi Zarzuela y José Ignacio Franco. Además buena gente. Que es importante. Lo de Gualberto es que lo conocí a través de mi padre. Me dice “el niño” y me ha ayudado mucho. Ha confiado en mí en algunos conciertos, me hizo cantar y tenía que estar en mi disco, porque además es que lo hace estupendamente. Fíjate, lo más exótico es su sitar tocando en el martinete. Es una gran persona, me dice siempre que sea yo mismo, que no piense, que exprese mi personalidad, mi sentimiento. Así que en eso estamos”.

Y además profeta en tu tierra

“Lo presentamos en el Teatro Arriaga y lo llenamos dos días, muchos amigos míos se quedaron sin poder entrar…habrá que repetir”.

Maizenita-flamenco-copla-entrevista-chalaura-01

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *